Información sobre el Virus del Herpes

Hay muchos virus diferentes en la familia del herpes, aquí nos centramos en el virus del Herpes simple (HSV) que es el más común y la causa de afecciones como el herpes genital, oral, ocular y el panadizo herpético en los dedos.

Respuestas a preguntas sobre el virus del Herpes simple (HSV):

¿Qué es el Herpes?

El herpes es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por el virus del herpes simple (HSV). Hay dos tipos de HSV; el Herpes Simple 1 (HSV1) y el Herpes Simple 2 (HSV2).

El HSV1 o herpes oral aparece comúnmente en forma de calenturas en la boca y alrededor de ésta. El HSV2 o herpes genital es mucho más intenso y normalmente se encuentra en los genitales. Sin embargo, AMBOS tipos pueden darse en la zona bucal o genital. Es posible estar infectado por los dos tipos de HSV. Estar infectado por uno en particular no lo hace inmune al otro.

Es sabido que la luz del sol provoca brotes de herpes oral, junto al estrés y otros factores. El herpes genital, por otra parte, generalmente se considera de transmisión sexual.

Volver arriba

¿Cómo se Propaga el Herpes?

El herpes se propaga más fácilmente cuando existe una llaga, pero también se propaga a menudo en otros momentos. Algunas personas sienten picor, hormigueo u otras sensaciones antes de ver nada en su piel.

Éstos son los llamados ‘Síntomas Prodrómicos’ y avisan de que el virus puede estar presente en la piel. El herpes es más susceptible de propagación desde el momento en que estos primeros síntomas comienzan a notarse hasta que la zona está completamente curada y la piel vuelve a su estado normal. El contacto con la zona infectada (incluido el sexo oral, vaginal o anal) es muy arriesgado durante este periodo de tiempo.

Otro tipo de complicación implica la propagación del virus desde la ubicación de un brote a otras partes del cuerpo por contacto con la(s) llaga(s). Los dedos, ojos, y otras partes del cuerpo pueden infectarse accidentalmente de esta forma. 

Evitar la autoinfección es muy sencillo. No toque la zona durante un brote. Si lo hace, lávese las manos lo antes posible con agua caliente y jabón. Esto ayudará a evitar que el virus se propague.

La propagación del herpes genital a través de objetos inanimados, tales como jabón, toallas, sábanas, asientos del inodoro, y superficies de balnearios es muy improbable porque el virus del herpes no puede sobrevivir mucho tiempo fuera del cuerpo. El herpes no se propaga a través de los fluidos vaginales, la sangre o el semen, o como el virus de la gripe que se puede contraer por el aire. Generalmente, el herpes se propaga por contacto directo.

El herpes se puede propagar en las siguientes situaciones:

  • Besar, tocar o acariciar zonas afectadas
  • Contacto sexual con la zona afectada (sexo vaginal, oral o anal)
  • El contacto piel con piel con la zona afectada puede transmitir el HSV-1 y el HSV-2
  • Si tiene herpes oral, besar a alguien puede transmitir el virus y la persona a la que bese puede entonces contraer el herpes en la zona donde la haya besado.
  • Puede transmitirle el virus a su pareja si tiene herpes genital activo y tienen relaciones sexuales vaginales o anales.
  • Si tiene una calentura y pone la boca en los genitales de su pareja (sexo oral), su pareja puede contraer herpes genital. Por lo tanto, debe evitarse el sexo oral si una de las partes tiene un ataque de herpes facial.
  • Las personas que sufren un episodio de herpes, ya sea facial o genital, deberían considerarse contagiosas desde el comienzo del episodio hasta la curación de la última llaga
  • Ocasionalmente, una persona en una relación a largo plazo puede desarrollar los síntomas del herpes por primera vez. A menudo esto se debe a que uno o los dos miembros de la pareja son portadores del HSV sin saberlo
  • De madre a hijo durante el embarazo o el parto. Sin embargo, el bebé está protegido en el útero por los anticuerpos de la madre si ella ya tenía herpes antes de quedarse embarazada. Además, la probabilidad de tener un brote en el momento del parto es generalmente muy baja – la mayoría de las mujeres con herpes genital pueden dar a luz por parto natural vaginal sin complicaciones. Si su médico no es partidario de un parto natural simplemente por un historial de herpes genital (siempre y cuando no haya indicios de una infección activa en el momento o cerca del momento del parto) sería recomendable pedir otras opiniones profesionales a matronas o médicos si dar a luz de una forma natural es importante para usted. Es posible y la mayoría de las mujeres lo hacen sin ningún problema.

Volver arriba

¿Es común el herpes genital?

Sí. Aproximadamente 40 millones de personas tienen herpes genital, lo que lo convierte en una infección viral crónica. Alrededor de 500.000 nuevas personas contraen el herpes sintomático cada año y hay aún más personas sin síntomas.

Se ha estimado que alrededor del 20% de la población tiene herpes genital y el 90% tiene herpes oral (calenturas).

Volver arriba

¿Cómo se sabe si se está infectado por el herpes genital?

La única forma de saber con exactitud si una afección está causada por el virus del herpes es visitando un centro médico para obtener un diagnóstico profesional. Para leer cómo se diagnostica el herpes, pinche aquí.

Muchas personas infectadas con herpes genital (HSV2) en ocasiones no son conscientes de que lo están. No obstante, los síntomas del primer episodio primario pueden ser bastante pronunciados, el primer episodio primario se da normalmente dentro de las dos semanas siguientes a la transmisión del virus.

Las lesiones normalmente tardan en curarse entre dos y cuatro semanas después del brote. Otros síntomas pueden incluir una segunda aparición de lesiones, o síntomas similares a los de la gripe como:

  • fiebre
  • inflamación de los ganglios
  • algunas personas infectadas con HSV-2, sin embargo, no tienen lesiones, o pueden experimentar unos síntomas muy leves, casi imperceptibles, que a veces se confunden con un sarpullido o la picadura de un insecto.

Más información sobre los síntomas del herpes

Un episodio primario de herpes genital puede causar varias recurrencias sintomáticas al año (una media de 4 o 5); siendo la mayoría de éstas más frecuentes durante el primer año siguiente al primer episodio.

Si sabe que usted o su pareja están infectados con herpes, primero debería ser consciente de cómo se puede propagar el herpes y tomar precauciones para evitar que se propague el virus. Visite siempre su centro médico local para obtener información y consejo profesional.

Volver arriba

Diagnóstico y Pruebas

El herpes genital se considera una forma de infección grave y lo debería diagnosticar siempre un profesional de la salud. Si sospecha que puede tener herpes, por favor consulte a un Médico o Profesional de la Salud.

Existen varias pruebas que se utilizan para diagnosticar el herpes, algunas de ellas son más precisas que otras. Muchas personas necesitan hacerse las pruebas más de una vez.

Si los síntomas activos están presentes y las llagas no están curadas se debería pedir un análisis o cultivo específico del virus del herpes. Un cultivo viral busca la presencia del virus en la lesión. Este método es muy específico y frecuentemente no da positivo si hay algo más en la lesión responsable.

A menudo, el cultivo viral no detecta el herpes aunque esté presente. Frecuentemente, a un paciente que ha recibido un resultado negativo del cultivo le pedirán que vuelva cuando aparezca una nueva lesión genital para que se pueda realizar el cultivo una segunda o tercera vez.

Los análisis de sangre se utilizan generalmente en casos en los que no hay síntomas visibles presentes. Un análisis de sangre detecta la presencia de anticuerpos contra el herpes. Existe la posibilidad de que el virus no aparezca en un análisis de sangre, y un resultado positivo no siempre es indicativo de que la persona tenga herpes genital.
En primer lugar, tras la primera exposición al herpes, una persona puede tardar varias semanas en desarrollar los anticuerpos que busca el análisis. Normalmente, se necesitan de dos semanas a tres meses después de la exposición al herpes para que los anticuerpos aparezcan en la sangre. Algunos análisis de sangre detectan los anticuerpos antes que otros. No obstante, una vez que se encuentran los anticuerpos, éstos permanecen en el cuerpo de por vida.
En segundo lugar, los análisis de sangre no pueden diferenciar entre los dos tipos de herpes, el HSV-1 y el HSV-2. Por este motivo, cualquiera que busque un diagnóstico preciso del herpes genital debe asegurarse de hacerse una prueba serológica de tipo específico, que puede distinguir con exactitud los anticuerpos del HSV-2 de los del HSV-1. La mayoría de los kits de análisis disponibles en el mercado actualmente no tienen la capacidad de hacer esta distinción a pesar de que lo aseguran.

Por favor, pida ayuda profesional inmediatamente si sospecha tener herpes genital. Algunos de los procedimientos de diagnóstico disponibles pierden fiabilidad cuanto más tiempo se espera.

Si le preocupa que un diagnóstico de herpes pueda ser incorrecto, debería consultar a su médico y pedirle su opinión profesional, además de someterse a otra prueba si necesita otra confirmación.

Volver arriba

Tratamiento y Control del Herpes

Para cualquier persona que tenga brotes activos de herpes, herpes genital o herpes oral hay muchas opciones de tratamiento que ayudan a acelerar el tiempo de curación de las lesiones y a reducir la frecuencia y la gravedad de las recurrencias.

Zovirax, Acyclovir, Valtrex y Famvir son medicamentos con receta que pueden resultar útiles para algunas personas. Estos medicamentos se pueden tomar todos los días como ‘supresores’ o solo cuando se produce un brote, denominados ‘episódicos’. Estos medicamentos pueden tener efectos secundarios y pueden ser caros en algunos países.

Dynamiclear es un tratamiento de uso tópico muy eficaz que ha demostrado en ensayos clínicos eliminar rápidamente los síntomas de los brotes de Herpes simple. Es un alivio para cualquier persona que no esté satisfecha con los resultados, o la ausencia de éstos, que está obteniendo con el tratamiento que usa actualmente. Dynamiclear ha ayudado a cientos de miles de personas en países de todo el mundo durante los últimos quince años.

Estudios clínicos in vitro del activo Dynamiclear demuestran que la medicina destruirá al 99% de las partículas virales del herpes al contacto. Ensayos clínicos posteriores en humanos demostraron que la aplicación de Dynamiclear da como resultado una reducción significativa de los síntomas tras una sola aplicación. Resulta interesante que no se observaran incidentes de ningún efecto secundario o efectos adversos en el estudio. El ingrediente activo de Dynamiclear ha demostrado inactivar los virus de la familia de los Herpesvirus y los Arenavirus. Los estudios indican que la formulación de Dynamiclear daña los enlaces de ADN, causando roturas en la cadena de ADN. Este mecanismo, a diferencia de los fármacos que reprimen la replicación del ADN, deja obsoleta la capacidad de los virus herpéticos para reproducirse proporcionando patrones de ADN inviables (Apéndice 2 Sagripanti, et ál., 1997).

Los cambios en la dieta y en el estilo de vida también pueden ser beneficiosos en el tratamiento del herpes y es muy buena idea reforzar el sistema inmunológico para ayudar al cuerpo a combatir el virus. Un buen descanso, ejercicio y zumos de frutas y verduras frescas ayudarán a reforzar el sistema inmunológico.

Con cualquier enfermedad o problema de salud, es recomendable mejorar la dieta y la nutrición. Una dieta adecuada para el herpes alta en lisina y baja en arginina, con complementos vitamínicos como el zinc quelatado, los bioflavonoides y la vitamina c, puede ser beneficiosa para aquellos que sufren enfermedades virales, particularmente el virus del herpes.

Se han realizado investigaciones científicas que apoyan la teoría de que la arginina, un aminoácido, puede agravar el herpes y provocar un brote. Entre los alimentos que contienen arginina se encuentran los frutos secos, los batidos de proteínas, el chocolate y la cafeína. Si los brotes de herpes son un problema para usted, averigüe si reducir el consumo de estos alimentos o eliminarlos de su dieta le ayuda a aliviar los síntomas.

Se ha descubierto que el aminoácido Lisina retrasa el crecimiento del virus, de modo que debería incluir en su dieta alimentos ricos en Lisina y reducir los alimentos ricos en L-Arginina (el aminoácido que ayuda al virus del herpes).

A continuación encontrará unos sencillos remedios caseros:

Sales de Baño

Las sales de Epsom son la mejor opción si las tiene a su disposición. Puede comprar sales de Epsom en la mayoría de supermercados o farmacias locales. El agua salada se puede utilizar para lavar la zona infectada y ayudar a limpiar, aliviar y secar las llagas.

Utilice una cucharadita de sal en 600ml de agua o un puñado generoso en una bañera. Nadar de forma prolongada en el mar también tendrá un efecto similar.

Cuando utilice Dynamiclear, es mejor realizar la aplicación DESPUÉS de que la zona esté limpia y seca y luego dejar la zona curar sin alteraciones. Cuanto más seca mantenga la zona (tras la aplicación) más rápido se curará, así que evite mojar la zona para conseguir mejores resultados.

Calmantes Generales

Se incluyen analgésicos simples tales como la aspirina y el paracetamol. El hielo puede ser calmante si se aplica directamente en las llagas.

Ropa Interior Holgada

Llevando ropa interior holgada que sea preferiblemente de algodón (no de nylon) durante un brote, puede ayudar a minimizar las molestias y permitir la curación.

Alivio de la Micción Dolorosa

Para cualquier persona que experimente un dolor extremo al orinar, el proceso puede ser menos doloroso si se realiza en un baño fresco, y es importante recordar beber mucho líquido, ya que esto diluye la orina.

Secador

En la opción de aire frío, un secador puede proporcionar un alivio refrescante instantáneo de las llagas dolorosas.

Hielo

Puede tener un efecto calmante si se envuelve en una toalla y se aplica directamente en las llagas.

Alivio Emocional

Las Flores de Bach se pueden utilizar para calmar el estrés emocional del herpes, especialmente el Remedio Rescate. La hierba de San Juan (de uso interno) puede resultar beneficiosa para el estrés y la ansiedad, pero tiene contraindicaciones con algunos medicamentos, por lo que debe consultar a su Médico o Naturópata antes de tomarla.

Síntomas

Los síntomas varían, algunas personas tienen unos síntomas muy fuertes y para otras son imperceptibles. Los síntomas iniciales pueden incluir:

  • una sensación de quemazón en los genitales
  • dolor lumbar
  • dolor al orinar
  • síntomas similares a los de la gripe
  • después de los síntomas iniciales, pueden aparecer en la zona genital pequeñas protuberancias rojas que más tarde se convertirán en dolorosas ampollas, las cuales forman una costra y se curan

Herpes Genital – El primer brote

Normalmente los síntomas se desarrollan de 2 a 20 días después del contacto, pero pueden continuar hasta 2 semanas. La primera infección puede ser tan leve que pase inadvertida, mientras en algunos casos, el primer ataque causa llagas visibles. Las recurrencias posteriores del virus pueden causar un brote de ampollas.

La curación de la piel no suele dejar cicatrices. Después el virus se retira a los nervios donde permanece latente. Si tiene la suerte de detectar el virus en su fase inicial, actúe lo antes posible.

Síntomas Típicos

Cuando llega a las células cutáneas, el virus se reproduce y empieza a multiplicarse, enrojeciendo la piel y volviéndola sensible. Pueden aparecer ampollas o protuberancias en la zona genital, las ampollas primero se abren y luego se curan con la regeneración de nuevo tejido cutáneo.

La zona infectada

Suele doler y puede picar, quemar o producir una sensación un hormigueo, durante el brote.

Otros síntomas:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Dolorosas ampollas inflamadas alrededor de la zona infectada
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Fiebre
  • Secreciones del pene o vaginales
  • Infección de la uretra que causa una sensación de quemazón al orinar

El primer episodio es el más grave, la mayoría tienen una duración de 10 a 20 días. En los brotes recurrentes, muchas personas experimentan una señal de aviso (pródromos) como un hormigueo.

Si experimenta alguno de estos síntomas, consulte a su médico o a un profesional de la salud inmediatamente. El herpes genital debe diagnosticarlo un profesional.

Volver arriba

Identifique Su Tipo de HSV

No todo el mundo sabe si tiene HSV1 o HSV2 y en ciertas situaciones esa información puede ser relevante. En el caso de que los dos miembros de una pareja tengan HSV-2, deberían tomar precauciones para evitar la propagación de la enfermedad a otras áreas ‘sin infectar’. Si uno de ellos tiene HSV1 genital y el otro tiene HSV2, cada uno podría contraer un segundo tipo.

El HSV1 genital es difícil de diagnosticar porque la infección raramente vuelve a presentarse. Como muchas personas tienen el HSV1 oralmente, el descubrimiento del HSV1 en una serología Western blot (análisis de sangre) no identificaría de forma concluyente una infección genital.

Un análisis Western blot confirma si tiene HSV2. Si es usted seronegativo (negativo por análisis de sangre) para el tipo 2, pero positivo para el tipo 1, eso le da una pista importante de la causa de sus brotes (seropositivo para el tipo 1 pero no el tipo 2, con infrecuentes recurrencias de herpes genital, probablemente es HSV1 genital).

Volver arriba

Afecciones que se confunden con el Herpes

A continuación encontrará una lista de afecciones que a veces se confunden con el herpes:

Aftas (úlceras aftosas)

Normalmente aparecen dentro de la boca, son grises con el borde definido y suelen tardar en curarse de 10 a 14 días sin tratamiento.

Infecciones bacterianas o candidiasis

En ocasiones se confunden con el herpes genital, pero normalmente no producen ampollas.

Impétigo

Una enfermedad bacteriana muy contagiosa, más común entre niños y que a menudo produce ampollas costrosas.

Sífilis

Se trata de una infección bacteriana que causa chancros que a veces se confunden con las ampollas causadas por el herpes genital. A diferencia del herpes genital, la Sífilis no suele producir un racimo de ampollas, y normalmente responde bien a los antibióticos.

Molusco contagioso

Como el herpes, el molusco es una infección viral de la piel. A diferencia del herpes, el molusco produce lesiones elevadas, con un hoyuelo central.

Si sospecha que puede tener un problema de salud, por favor consulte a un médico o profesional de la salud inmediatamente. El herpes genital, y otras afecciones, deben ser diagnosticadas por un profesional.

Volver arriba

¿Cómo se puede prevenir el herpes?

Estos pasos pueden ayudar a reducir el riesgo de infección y transmisión:

Dígaselo a Su Pareja.

Es importante entender lo que es el herpes y cómo se puede prevenir. Usted y su pareja tienen que hablar de las precauciones que deben tomar y del impacto social y emocional del herpes.

Evite el sexo durante los brotes, ya que el herpes es más contagioso en ese momento.

Muchas parejas han tenido relaciones sexuales durante años sin transmitirse el herpes. Algunas simplemente evitan el contacto sexual cuando aparecen los síntomas, mientras otras usan condones u otra protección entre brotes para protegerse del contagio asintomático.

Limite el número de parejas sexuales

  • Teniendo relaciones sexuales con una persona no infectada que solo tiene relaciones sexuales con usted (monogamia mutua).
  • Utilice Condones de Látex entre brotes
  • Los condones ofrecen una protección efectiva contra el herpes protegiendo o cubriendo las membranas mucosas, los sitios más comunes de infección.

Información sobre condones y espumas anticonceptivas

Estudios de laboratorio demuestran que:

  • El virus del herpes no atraviesa los condones de látex y, cuando se utilizan adecuadamente, los condones de látex pueden reducir el riesgo de propagación y contagio del herpes
  • Ni siquiera los mejores condones garantizan la seguridad total
  • Cuando las llagas del herpes aparecen en zonas que no están cubiertas por el condón, éste sirve de poco, o nada, en la prevención de la transmisión
  • No se debería confiar en los condones y espumas anticonceptivas cuando las llagas o síntomas del herpes están presentes
  • Las espumas y gelatinas espermicidas puede ofrecer protección adicional. Los espermicidas utilizados en las espumas, láminas y geles anticonceptivos matan o neutralizan el HSV en pruebas de laboratorio y puede proporcionar algo de protección cuando se usan en la vagina (la dosis recomendada es la misma que para fines anticonceptivos)
  • Algunas espumas anticonceptivas contienen ingredientes (como el nonoxynol-9) que matan el virus del herpes y otras ETS en pruebas de laboratorio
  • Se recomienda utilizar las espumas anticonceptivas junto con los condones, no en lugar de los condones
  • Los condones no proporcionan una protección del 100 por cien porque las lesiones pueden encontrarse en lugares que el condón no cubre. No obstante, si se usan consistentemente, los condones son la mejor forma de protección disponible aparte de la abstinencia.

Consejos Útiles

Dada la naturaleza altamente contagiosa de este virus, evite todo contacto con las zonas de herpes activo, incluso si las ampollas están en cualquier otra parte del cuerpo y no directamente en un órgano sexual.

Los dedos, los ojos y otras partes del cuerpo se pueden infectar accidentalmente al tocar las llagas.

Evitar la autoinfección es muy sencillo:

  • No toque la zona durante un brote
  • Si lo hace, lávese las manos inmediatamente

Las mujeres con cualquier enfermedad de transmisión sexual (ETS) pueden correr un riesgo de desarrollar cáncer de cuello de útero mayor que el de otras mujeres. Todas las mujeres deberían hacerse citologías regularmente al menos una vez al año, puesto que estas pruebas pueden detectar cambios celulares tempranos.

Visite su clínica de enfermedades de transmisión sexual (ETS) u hospital más cercanos, consulte a su médico o a un profesional de la salud.

Volver arriba

© Dynamiclear Inc. 1997 - 2014. Todos los Derechos Reservados